Diario de un tour de Hayley Williams parte I

Un nuevo Paramore y el regreso al Warped Tour


Paper Magazine le pidió a Hayley Williams que participe en su blog escribiendo entradas sobre las giras más recientes de Paramore y la primera entrada habla sobre el “Warped Tour 2011” Es una entrada bastante personal personal, habla mucho del pasado y el presente de la banda y nos deja ver como ella se sentía en ese momento tan díficil por el que pasaron en diciembre del año pasado.



¿De verdad estoy escribiendo un blog para Paper Magazine? Estoy nerviosa, aquí va…



Este año sólo si contamos nuestros conciertos hemos pasado como un mes presentándonos, lo que para mí es como tener vómito al final de mi garganta. No estoy acostumbrada a estar en el mismo lugar por más de un día o dos. No me malinterpreten la he pasado GENIAL lavando los platos y quedándome en casa con mi mamá, cuando sé que todos conocen que tengo mi propia casa… es sólo que no me siento en casa cuando estoy en casa.

Los seis conciertos que hicimos en el Warped Tour de este año fueron alegremente recibidos por mis casi dementes y más sanas de lo usual cuerdas vocales. Era como tener mis mini vacaciones de verano; como cuando de pequeña iba a jugar golf los fines de semana junto a mi familia.

La única razón por la que puedo decir esto ahora, se debe a que cuando tocamos por primera vez en el Warped Tour hace seis años, viajábamos en una van de 12 pasajeros, armábamos nuestra propia tienda a las 7 de la mañana, escribíamos nuestros volantes y sólo comíamos sándwiches de mantequilla de maní y mermelada. Era un trabajo sudoroso, duro y siempre pagaba de buena manera cuando más de un pequeño grupo iba a vernos tocar en la parte trasera medio arreglada de un camión rosado. En un avance rápido hasta hoy en día, ya somos una de las bandas regulares en el tour e incluso podemos comer en el catering.




Sin embargo la mejor parte de este verano en el Warped Tour no fueron los lujos que nos llegan y que ya sabemos que nos corresponden, sino todo lo contrario. Desde el 2005 hemos estado trabajando al máximo, siempre intentando mostrar lo mejor de nosotros y es todo muy bueno en teoría, pero se convierte en una carga muy pesada. Después de un tiempo comienzas a preguntarte como era que se sentía encontrarse al final de una presentación sólo nosotros para practicar un rato. ¿Cuán feliz se veía mi estúpida cara cuando éramos sólo nosotros y un sistema de sonido que le había pedido prestado a un chico de la iglesia? Creo que cuando son bandas que buscan la longevidad es necesario buscar ese sentimiento. No de una manera nostálgica, sino de una forma que el sentimiento sea real y esté presente.

Si sabes cualquier cosa sobre Paramore, estarás al tanto de que perdimos a dos miembros de la banda recientemente y hasta pudiste pensar que nos habíamos separado. Antes de que eso ocurriera había perdido mis ingenuas ilusiones sobre todos nosotros estando siempre juntos, teniendo aventuras y tocando nuestra música alrededor del mundo. Perder miembros de la banda ha sido lo más duro por lo que hemos tenido que pasar como individuos, mucho menos aún que como “negocio” Se sintió como desmayarse (doné sangre hace dos semanas así que la sensación sigue fresca en mi mente) Todas estás imágenes entraban y salían a gran velocidad de mi mente, y no podía recordar nada. Era como si muros se cerraran, no sabía como seríamos los demás si continuábamos.

Mirando rápido hacia el presente, hemos pasado menos de una semana en nuestro tour de verano favorito y no puedo creer que no he tenido más fe en mi misma, aún si la banda fuera a disolverse ahora puedo decir que pasé nuestros últimos shows viendo los rostros de aquellos que estaban en primera fila desde la primera vez que tocamos en su ciudad. Y cada vez que me volteo a ver a los chicos me doy cuenta que no los había visto así de felices desde que todo esto comenzó. No terminaremos nada ahora así que eso último se sale un poco del tema, pero más que nada estoy tan feliz de que hayamos decidido volver a Warped, porque fue aquí donde de verdad nos convertimos en quienes somos. Un tour en donde no necesariamente somos los principales, donde no tenemos tantos “privilegios” como cuando tocamos en nuestros propios shows y lo más importante nada estaba bajo nuestro control ahí afuera.

Recuerdo lo que era estar sentada en un cuarto con los chicos y tocar nuestras canciones una y otra vez por ocho horas porque no había en el mundo nada mejor que eso. Seis shows me llevaron de regreso 8 años en el pasado de la mejor manera posible.

En dos días salimos hacia Hong Kong China a hacer una corta parada en el Pacific Rim, será el tour más corto sobre el que hayan escuchado. No se preocupen mis otras entradas no serán tan largas, ni tan desordenadas. Igual gracias por leerla.
-Hayley

Versión Original: Aquí
Créditos del blog: Paper Magazine y Hayley Williams
Traducción: Paramore Venezuela

Dejen sus comentarios :)