¡TRADUCIDA! Nueva entrevista en Drowned in Sound

Aquí les dejamos la entrevista que condujo el corresponsal de Drowned in Sound, Sean Adams (publicada previamente) traducida al castellano ¡Disfruten!



El espectro de muerte ayuda a enfocar la mente. Para los fans de Paramore, la idea de que la banda estaba al borde de una implosión, en medio de un montón de conjeturas, fue una verdadera patada en las (ya ustedes saben que)… Digo “los fans”, pero yo soy uno de ellos: un fan, totalmente ensimismado por su misterioso estilo emo, su pow-pow-pow a lo skate-punk, todas esas vertiginosas melodías del pop alternativo y, por supuesto, esos perfectos ganchos a lo pop diseñados para cantar/gritar con ellos.

Desde el álbum que hizo famoso a Green Day en 1994 (Dookie), muchos pocos actos del rock/pop/punk/alt nos han proporcionado un flujo tan constante de canciones innegablemente geniales.  Si la palabra “emo” se prestase para críticas un poco más amables, entonces los comentaristas se hubiesen vuelto locos diciendo que Brand New Eyes era una producción especial y verdaderamente importante. No que la banda necesite de las buenas críticas por parte de los snobs y los cínicos para vender millones de álbumes y tickets…

Hay una sombra de Green Day sobre bastante de lo que Paramore ha hecho hasta la fecha, y son una influencia obvia, acompañados por No Doubt, Death Cab, Deftones, Weezer, Sunny Day Real Estate, Blink-182, y un poco menos obvio por The Cure y The Smiths (aunque con solo seguir a Hayley en Tumblr por unos pocos días revela que es una gran fan de Morrissey). Con álbumes en el puesto número uno y giras mundiales, son una de las bandas más importantes por el momento en el mundo. Y aun así, a pesar de la fama (Hayley ya tiene tres millones de followers en Twitter si ese tipo de cosas los ayuda a cuantificar la escala de su notoriedad), son un grupo sorprendentemente humano, humilde, agradecido y extremadamente optimista. El trío parece haberse re-energizado luego de haber vivido los últimos cuatro años. La amenaza de una implosión le ha dado un nuevo ímpetu, desencadenando al Paramore 2.0, que no tiene miedo de experimentar y evolucionar (¡pero no tanto!).

Con su cuarto álbum (Paramore) que saldrá a la venta este 8 de Abril, pude escuchar un poco de algunas canciones nuevas, leí algunas entrevistas que encontré en internet, y fui lo suficientemente afortunado de compartir veinte minutos con tres americanos sonrientes para interrogarlos sobre qué tienen guardado para los fans/yo. Esto fue lo que dijeron:

Sean Adams (DSI): Por favor enumeren los ingredientes del nuevo álbum, pues me sorprendieron algunos elementos que escuché, y estaba leyendo una entrevista muy interesante con su productor Justin Meldel-Johnson que decía que había guitarras tocadas por medio de sintetizadores ¿Qué más formó parte de la mezcla?

Taylor York: Todo. Cualquier cosa que nos pasara por la mente – aunque sea lo intentábamos una vez si era una idea válida. Así que, quiero decir, hay todo tipo de sintetizadores y guitarras, un coro góspel, una sección de cuerdas, y sí pusimos a las guitarras a través de sintetizadores extraños y lo arreglamos. No pienso que hay algo verdaderamente nuevo pero ciertamente fue nuevo para nosotros, personalmente.

DIS: ¿De quién eran los equipos en el estudio? ¿Habían sintetizadores de Beck aún tirados por ahí?

Hayley Williams: Habían demasiadas cosas de Beck…

TY: Tenía historias sobre todo pero actúa como si fuese de lo más normal.

HW: Porque es normal para él.

DIS: ¿En qué estudio estaban?

HW: En verdad estuvimos en unos cuantos lugares diferentes porque hicimos la pre-producción en un estudio de práctica llamado Swinghouse. Hicimos las percusiones en Sunset Sound, que es bastante famoso, estuvimos en el cuarto de Prince que construyó… vivió ahí como dos años, me dijeron, o algo así.

HW: Estábamos en su cuarto, relajados. Y luego íbamos desde Sunset Sound hasta la casa de JMJ.

TY: Él le dice “Chez JMJ”. Nosotros le decíamos “Shaise JMJ”…

HW: Así que estuvimos en distintos lugares pero estuvimos con Justin la mayor parte del tiempo y fue genial.

DIS: ¿Habían notas en las paredes de Prince que los inspirasen?

TY: No, solo su baño personal que construyó y usaba todos los días. Solo el hecho de saber de qué compartíamos el inodoro con él…

Jeremy Davis: Las cosas más creativas se te ocurren cuando estás en el baño ¡Muchas buenas ideas!

TY: ¡Canalizamos la energía de Prince!

DIS: LA es una ciudad un poco extraña, un lugar sin corazón ya que no tiene centro. En ese orden de ideas ¿los ayudo eso a salir en la búsqueda del corazón de LA y tal vez su propia búsqueda para encontrar el nuevo centro de la banda?

HW: ¡No hay corazón! ¡No hay corazón en este álbum! ¡Nos chupó la vida a todos! [Se ríe] ¡Ah! No sé. LA en realidad estuvo muy bien porque no estábamos tan distraídos por la comodidades de casa. Creo fue el lugar y el momento indicado para nosotros estar ahí. Me mudé unas semanas antes que los muchachos. Definitivamente pasé por un par de semanas en la que lo único que pensaba era ‘¡odio esto!’ pero en realidad me gustó. Solo no voy a lugares que están “de moda”.

DIS: Creo que fue una cita de Bukowski la que decía que la gente intenta crear un corazón para LA porque no tiene uno, los artistas valen el doble. Noté que algunas de las letras en el álbum son mucho más tiernas que antes.

HW: Oh sí, estoy de acuerdo con eso, pero también dejando a un lado a LA, con lo que a las letras respecta en este álbum me estaba enfocando en varias cosas. No iba a permitirme seguir molesta. Solo quería disfrutar el proceso y sentí que habiendo tenido ese tiempo en casa y haber crecido para convertirme en esta mujer de 24 años – acaba de cumplir 24 pero… sabes de lo que hablo. Sentía que tenía espacio para un poco de ternura, que estaba bien. Antes no estaba bien, era bastante parecido a una concha, una concha muy dura.

DIS: En términos del proceso ¿cuándo empezaron sus canciones para este álbum? Me imagino que fue un proceso un poco distinto a los álbumes anteriores, pero ¿alguno de los muchachos durante las prácticas y luego les traía canciones a cada uno?

TY: Es diferente cada vez en verdad, es como… estábamos intentando descifrarlo todos los días, algunas veces… se escribía la música de las canciones competas y luego se las manábamos a Hayley para hiciera todas sus armonías y las letras sobre la música y eso era todo. Intentamos hacer eso para este álbum y simplemente no funcionó. Ninguno de nuestros viejos trucos sirvió, que fue una lástima al principio pero luego sentí que teníamos un verdadero despertar, por así decirlo. Sentí que estábamos vivos de nuevo. No era como si estuviésemos preocupados porque las cosas eran diferentes, pero estaba esta energía nerviosa, como diciendo ‘¿podemos hacerlo?’ empujándonos. Fue algo muy sano. Pero sí, algunas veces empezábamos con la guitarra y muchas de las ideas que estaban escritas no llegaban ni cerca. Para cada canción era diferente, honestamente. No había una fórmula.

DIS: ¿Qué tanto escribieron en el estudio y qué tanto ya estaba listo?

HW: Sorprendentemente mucho estaba escrito antes de llegar al estudio. Eso nunca nos pasa, siempre estamos como… Creo que la estaba diciendo a alguien, cuando conocimos a Rob Cavallo para grabar Brand New Eyes teníamos cuatro canciones. Eso era todo.

TY: Las canciones, en su núcleo estaban escritas, pero hubo mucho que pasó en el estudio. Todas dieron un giro inesperado porque no teníamos con que hacerlo funcionar en realidad, como partes de guitarra y de batería… solo podemos hacer tanto antes de tiempo. Pienso que fue genial porque la puerta estaba abierta para hacer cambios y teníamos más espacio para explorar. Es cómico porque muchas veces las dejábamos así. En cambio antes, pienso que antes intentábamos… no ponerlo todo y ya, eso suena muy negativo… pero intentábamos buscar de llenar todos los espacios.  En este álbum habían momentos en los que Justin decía ‘está bien que solo tengan una parte de guitarra aquí, no necesitan hacer todo lo que siempre han hecho’.

DIS: Sus canciones siempre han tenido una claridad en las que son muy rápidas pero también tienen grandes sonidos, como cuando U2 bajó su BPM para permitir que los sonidos se esparcieran en las arenas y hacer que todo se escuchase más grande. Sus canciones en realidad son tan rápidas que tiene que llegar un punto en el que simplemente tienen que bajarle un poco.

TY: ¡Sí, totalmente!

DIS: ¿Había alguna canción base en particular que cuando la terminaron, sintieron que para ustedes o para Justin empezaban a saber a dónde se dirigía el álbum?

JD: Pienso que nos metimos en una especie de rutina en cuanto a la grabación y en esto algunas de las cosas que agregábamos en tonos y parecidos, y definitivamente no sentimos que todas las canciones eran diferentes, hasta que llegamos al final, hacia el final no habíamos pensado en un tracklist o nada por el estilo. Y en verdad, cuando empezábamos a terminar era cuando empezaba todo a cohesionarse y sentirse como un mismo álbum. Pero definitivamente entramos en una rutina a partir de las dos o tres primeras canciones en cuanto a tonos y cosas parecidas y pienso que eso es muy importante para el álbum, pues suena igual, como uno mismo.

DIS: ¿El álbum tenía algún tipo de eslogan mientras se iba desarrollando? El álbum en el que Justin trabajó antes de ustedes fue M83, dijo que era “épico, épico, épico”. Esa era su forma reducida de decir como sonaba el álbum. ¿Tenían algo parecido en mente, o su propio punto de referencia, o fue Brand New Eyes su punto de referencia para seguir?

HW: Para nosotros fue que constantemente estamos rompiendo nuestras paredes. Pienso que creamos cierta fórmula y cierta rutina como una banda por tanto tiempo, tres álbumes de eso, y era momento de hacer algo diferente. Aún sin haber pasado por todos los cambios que vivimos recientemente, aunque fuésemos una banda de cinco personas, cual fuera la causa, necesitábamos un cambio. Así que se trató de siempre intentarlo todo, no decir nunca que no a menos de que fuese una idea muy mala – y tuve varias de esas – fue una experiencia muy liberadora y fue un campo muy abierto todo el tiempo. Eso era diferente para nosotros, es posible que sea muy normal para otras bandas. Pero fue nuestro turno de experimentarlo en el cuarto álbum. Nunca hubo un plano o algo parecido, fue solo ‘vamos a hacer arte genial y dejemos de pretender que lo sabemos todo’.

DIS: ¿Qué piensan que aprendieron mientras hacían este álbum? ¿O es esa una pregunta fastidiosa que aún no saben cómo responder?

HW: Aún no sé en su totalidad. Cada vez que lo escucho, recuero algo más por lo que estar agradecida, en verdad, de que tuvimos el chance de experimentarlo. Creo que aprendí que somos capaces de mucho más de lo que pensaba. Teníamos mucho más dentro de nosotros de lo que estábamos dispuestos a explorar, de lo que estábamos dispuestos a mostrarle a la gente y se trató de ser lo suficientemente valiente como para admitirlo.

DIS: Algo que dijeron en una entrevista reciente con Absolute Punk, dijeron que no habían canciones con dubstep en este álbum ¿Fue esa una decisión consciente?

TY: Todas eran dubstep. Las cambiaron. El dubstep es genial, pero no es para nosotros.

DIS: ¡Ese álbum de KoRn! Tenía una teoría el año pasado, no sé si estarán de acuerdo, que decía que los sencillos de Carly Rae Japsen y Taylor Swift eran bastante emo, y canciones típicamente pop y las pasaban por la radio mientras ustedes estaban en el estudio ¿Eso no los hizo pensar como que…. ‘espera un minuto, están pisando nuestro terreno’?

HW: Eh, no… (risas)

DIS: De repente emisoras americanas que ponían música muy comercial abrieron sus puertas a bandas del emo-pop y mucha más música alternativa…

HW: Sí, estábamos hablando sobre eso en el avión. El último par de años en la música han sido muy emocionantes. Ha habido muchas bandas que se han separado de ese estilo comercial… y han sobrevivido, pasaron las pruebas que tenían que pasar para marcar esta separación, pero aún así han mantenido su espíritu. Bandas como Fun. han hecho esto, y obviamente esa canción de Gotye fue enorme, e impactó a muchas personas y las mismas empezaron a notar música con la que no estaban familiarizados. Eso fue muy emocionante de ver. Obviamente en el mismo lapso de tiempo nos estábamos preparando para escribir, y daba miedo. Nos preguntábamos si íbamos a ser capaces de encajar en esto cuando volvamos al mundo. Creo que sí tuvo una influencia o nos inspiró en una dirección en específico, pero al final estoy muy feliz con el lugar de la música en este momento y con el de hecho de que regresaremos a ese mundo y siento que todo es muy nuevo y emocionante.


DIS: Corrígeme si me equivoco pero, en cuanto a las letras, cada uno de tus álbums ha tenido un aire de autocombustión o al menos un indicio de alguna crisis existencial. Parece que algunas veces consideras la inutilidad de las cosas y su fin, pero superar a esos demonios te hace más fuerte y te ayuda a concentrar tu mente. Como en esa línea "lo que el mundo necesita no es otra banda." Tengo esta idea situacionista que amo sobre la importancia de la muerte. Es básicamente un concepto de pensar meramente sobre la muerte y lo poderosa y liberadora que puede ser. De una rápida escuchada a su álbum, parece que este sentimiento aparece de nuevo en algunas partes de The End. Lo que estoy tratando de preguntar es si esta idea de que "miraste a la muerte a los ojos" y de que "la pudiste haber detenido pero continuaste"... ¿tiene que ver con un nuevo y recién encontrado estado mental?

HW: Es ciertamente una decisión que creo que tomamos para ser quienes somos, el hecho de estar en una banda, y continuar. Algunas veces no es una decisión, porque pareciera que es nuestro propósito en la vida ¿sabes? Si desecharamos ese propósito sería algo muy triste. Nuestros últimos discos, especialemente Brand New Eyes, en cuanto a las letras, fueron creados en tiempos difíciles para nosotros y era importante que pasáramos por eso. Lo digo todo el tiempo, teníamos que pasar por todo eso para poder llegar a éste álbum. Creo que nuestro cuarto álbum es (y no como si todo estuviese dicho y hecho con éste disco) la razón por la cual comenzamos a hacer esto cuando teníamos 13 años. Siento como si hubiese sido un gran viaje para llegar hasta aquí. Es una gran sensación, no puedo siquiera describir cómo se siente haber llegado a este punto y, sí, ha sido muy liberador saber que escogimos esta vida y como la vivimos ahora para hacer música, compartirla y conectarnos con la gente. Pero como ya dije, al mismo tiempo es un regalo, y tirarlo sería absurdo. No sé qué podríamos hacer que fuese tan reconfortante y se sintiese tan bien y te llene. Es simplemente bueno.


DIS: En el nuevo single "Now" cantas sobre  que éste no es el lugar ni el momento para morir. ¿Tienes alguna preferencia sobre cúando y dónde?

HW: ¡JA! Espero que NSYNC re reúna antes de que yo muera, eso es todo lo que me importa. ¿Qué hay de ustedes, chicos?

TY: Trato de no pensar sobre eso...

DIS: Escuché algunas canciones antes de la entrevista y se siente como si hubiesen tomado una dirección ligeramente más dramática y teatral en este disco. ¿Sintieron que pudieron jugar un poco más con la música ésta vez?

TY: Hay un montón de cosas estilísticas que la gente señala sobre el álbum. Honestamente, es la primera vez que he escuchado que lo describan como "teatral", o es la primera vez que me pongo a pensar en ello. No creo que hayamos hecho un esfuerzo consciente para hacerlo teatral, pero creo que es la primera vez que nos abrimos a nuevas direcciones. Si me pongo a pensar a fondo, creo que hay mucha más vida en nosotros ahora. Creo que ahora somos más estusiastas y nos estamos divirtiendo más, así que quizás algunas de esas cosas nos han llevado a hacer un disco más teatral, divertido y dramático. Este álbum acaba de suceder, y mirar hacia atrás es genial, pero realmente no sé cómo pasó o cómo terminó de la manera que lo hizo. Pero, sí, no fue algo consciente pero es interesante escucharlo. Amo escuchar las opiniones de todos...

DIS: También está el show en The Reading, la manera en la que se vistieron, la manera en la que tocaron pareció algo exhibicionista y talentosa. Los he visto algunas veces y siempre hay pequeños saltos y trucos, pero esta vez parece que había algo más de teatro. ¿Planean hacer algo este año que lleve los shows en vivo a otro nivel?

JD: Doble salto hacia atrás.

DIS: ¿Inspirado por las Olimpiadas?

TY: Ja. No sabemos todavía cómo serán los shows en vivo pero todo lo demás parece ser diferente y nuevo así que ojalá que algo así pase.

HW: Jeremy es muy bueno con la producción. A mí, cuando me hablan de eso, se me pone la mente en blanco.

TY: Yo también.

HW: Me siento abrumada por lo que la gente va a ver y pienso...

TY: ¿Que quieres luces?

HW: Que solo quiero estar ahí.

TY: El escenario...

JD: ¡Traigan algo de humo!

TY: Fuegos artificiales...

HW: Pero él realmente es muy bueno. Todo lo que tuvimos en The Reading y Leeds, mucho de eso fue  que Jeremy habló con Ray, quien trajo todo el show de luces, así que yo apuesto por Jeremy.

DIS: El disco habla sobre el futuro en algunas líneas. En los shows en vivo, debe ser una alegría para ustedes no tener cables en sus guitarras, lo cual permite que puedan tocar de una manera que no habría sido posible un par de años atrás. En términos de nuevas invenciones,  ¿hay algo que vean enfocado en la música que les emocione o que esperan que exista algún día?

HW: Ese es otro asunto en el que [señala a Jeremy con la quijada] sería bueno...

JD: Me acabas de poner en otro tren de ideas. ¡Nunca había pensado en todas las posibilidades de los instrumentos! ¡Baterías inalámbricas!

DIS: Está esta otra entrevista con Justin que leí donde dijo que trató de grabar algo ochentoso pero también como del 2016. Este tipo de idea de mirar en los ojos del pasado para ver cómo es el futuro ¿es eso algo que ustedes sintieron con este disco o estaba solo en la mente de Justin?

HW: Honestamente, seguimos bromeando porque no tenemos idea. Hablar con Justin es tan loco que aprendes algo nuevo cada vez. Su vocabulario está en un nivel del que nunca he escuchado. Siempre se le ocurren nuevas maneras de explicar las cosas.

Él nos dijo algo sobre eso. Cuando escucho algunas de las canciones y siento la emoción que sentí cuando las escribí, me doy cuenta de que me sentí como si estuviese en una película de John Hughes, algunas vecses me sentí como en Volver Al Futuro, habían sonidos con los que los chicos se arriesgarían que se sintieron emocionantes, pero creo que siempre pensamos en abrirnos a nuestras influencias. Estuvimos abiertos a la inspiración, todo tipo de inspiraciones, no tuvimos el lujo, el tiempo o la energía de zambullirnos del todo en viejos discos, así que entiendo perfectamente lo que él dice y es así, se siente bastante genial en mi opinión.

DIS: No han habido nuevos inventos instrumentales, especialmente en música rock. Estas personas crearon sonidos bastante futurísticos con cosas que estaban soldadas juntas...

HW: Vimos algunos videos de bandas en los 80s, como la antigüa banda de Trent Reznor antes de Nine Inch Nails (The Innocent/Exotic Birds) y estábamos sorprendidos por los sonidos y los cortes de cabello.

DIS: ¿Cuál es tu álbum de título homónimo preferido de alguien más?

HW: Dios mío ¿estás bromeando?

JD: Estoy poniendo mi dinero en estos chicos para que se encarguen...

HW: [luego de 30 segundos de aullidos rockeros de Hayley en busca de ayuda]. Sólo quiero buscar en mi iTunes.

DIS: Debe haber pasado un momento en el cual pensaste que podías llamar "Paramore" a tu nuevo álbum porque...

HW: Honestamente, en cuanto a lo del título homónimo se refiere, ponerle nombre a los últimos álbums fue extenuante y también trajo mucha presión y éste se sintió como, saben, esto es lo que es. Pero digo, hay muchísimos álbumes homónimos geniales y creo que siempre me he sentido secretamente celosa de de los álbumes así porque es como una declaración. Esto es lo que somos. Es como poner una calcomanía de tu banda en tu propio carro. Y eso hice, y lo haría de nuevo si la gente dejara de seguirme a todos lados. Estaré pensando en esto por horas.

DIS: Puedes pasarme tu respuesta por correo electrónico.

HW: Sí, realmente te lo prometemos porque es tan frustrante...


DIS: Hay otra cosa que quería preguntar sobre sus inspiraciones. Hay algunas cosas que no pensé oír, una de las cuales sonó un poco como Michael Jackson.

HW: ¡Sí! Ain't it fun ¿quizás?

DIS: ¿Hay algunas otras sombras que están esperando que la gente note o no note en el nuevo disco que los haya inspirado?

TY: Ha sido tan emocionante escuchar las interpretaciones de todo el mundo. Nos dicen que cuando estábamos grabando, no estábamos como "vamos a hacer algo de Michael Jackson". Simplemente pasó. Quizá eso no suena bien, pero no estábamos siendo intencionales con ninguna de esas cosas.

DIS: Parece que nunca estuvieron tan ligeramente libres, es como si hubiesen estado confinados a lo que se espera de una banda de rock.

TY: ¡Exacto! Creo que realmente estuvimos cómodos sabiendo que nuestros fans obviamente se conectaron con nuestros tres últimos álbums, así fue como construimos nuestra base de fans. Cuando tocamos shows en vivo todavía tenemos esas viejas canciones que tocar y ellos pueden menear sus cabezas y enloquecerse. Nosotros solo quisimos explorar nuevas cosas y ojalá nuestros fans estén creciendo con nosotros y quieran escuchar algo diferente. No es como si estuviéramos tratando de abandonar de dónde vinimos, para nada.

DIS: La gente no quiere más de lo mismo. La gente no quiere más de lo mismo. La gente no quiere más de lo mismo...

TY: Bueno, algunas personas sí.

JD: Algunas bandas sacarán un nuevo disco y eso es todo lo que tocarán en vivo, nosotros no queremos hacer eso nunca. A nosotros definitivamente nos gusta tocar de todo.

HW: ¿Cuál es mi álbum homónimo favorito? Voy a estar pensando en esto por días...

Entrevista original aquí.
Traducido por: Joey e Isabel (miembros del blog team).
Créditos: Paramore Venezuela.